Tipos de distribución para la cocina

Cocina

Si estás pensando en reformar tu cocina es importante que pienses en la distribución del espacio con tiempo y con suficiente antelación, ya que este aspecto determinará los demás.  Una buena distribución te permitirá aprovechar al máximo el espacio y contar con un espacio funcional en una de las habitaciones en las que más tiempo de vida pasamos en nuestro hogar. Con este post queremos ayudarte dándote algunas ideas sobre los tipos de distribución para que puedas ver cuál quedaría mejor en tu cocina. ¡Comencemos!

COCINA CON DISTRIBUCIÓN EN FORMA DE L

Se trata de una de las distribuciones más comunes. En ella los muebles de cocina hacen una forma de L. Este tipo de distribución suele realizarse en espacios no muy grandes y más bien cuadrados. Según los metros que tengamos disponibles pueden colocarse una mesa y sillas, aunque si no disponemos del sitio necesario para ello existen otras opciones, como por ejemplo una barra para comidas rápidas o una mesa alta con taburetes.

En este tipo de distribución es importante la colocación de los espacios de trabajo de la cocina, que siempre debe hacerse de la manera más funcional posible. La zona de preparación, de almacenaje, los electrodomésticos y el fregadero deben guardar lógica en su distribución en el espacio.

COCINA CON DISTRIBUCIÓN EN FORMA DE U

Se trata de una distribución que usa tres de las paredes disponibles para la colocación de los muebles. La gran ventaja de este tipo de distribución es que suele ser muy cómoda ya que las distancias que hay que recorrer se reducen. Como desventaja destacar que requiere de un espacio bastante cuadrado y amplio, en el caso de utilizarse en espacios pequeños se corre el riesgo de dar una sensación demasiado abarrotada.

COCINA CON DISTRIBUCIÓN LINEAL

Es la distribución idónea para espacios estrechos y alargados o en los que no se pueda usar un lateral debido por ejemplo a la presencia de una ventana. En este tipo de cocina las distancias de desplazamiento son considerablemente mayores por lo que se suele recomendar que la zona de cocción se sitúe bastante centrada.

COCINA CON ISLA

Se trata probablemente de una de las más bonitas estéticamente pero también de la que más espacio requiere. El mobiliario puede estar distribuido de cualquiera de las formas anteriormente citadas, pero además incluye una isla central. La recomendación es que existan al menos 90 cm de distancia entre la zona de trabajo y la isla para que no se dificulte el tránsito.

La isla puede ser usada como espacio de trabajo, de almacenaje y colocando unas sillas también como espacio para comer.